martes, 22 de enero de 2008

POESÍA NIKOSIANA; Doctor Segarra (David Campos)

Desde la utopía de la cura
Desde la esperanza del beneplácito, de la redención,
Desde la sumisión al alivio,
una cadena rígida estira del conjunto de mis tribulaciones y sentidos, desmembrando cada parte minúscula de mi esplendor
Una cadena firme en su absurdo,
disfrazada de consuelo, de remedio,
inmovilizándome la sangre hasta la descomposición, alterándome
y exponiéndome ante la mirada ajena, ante la sonrisa impropia,
que cercena mis pequeñas libertades, mi recóndita sucesión de procesos introspectivos.

Una cadena que estira con ímpetu
y que reside su origen en las instituciones,
desde el hombre aquel uniformado de blanco que pone orden
con sus inyecciones, pastillas y camisas de fuerza
y que estructura diferencias internando, etiquetando, anulando,
sin conocer, sin saber, con la soberbia del que prueba
Sabiendo que a la mayoría no le queda nombre.

Una cadena putrefacta
en la que se acentúa el dolor, marcado como eterno
por el desconocimiento de los osados
y sus soluciones inmediatas que complacen al sistema, haciendo daño,
que no cambiará por unos cuantos,
despersonalizados, deshumanizados

Una cadena
desde la mentira de la salvación beata, o la tradición social,
que es algo que está en el inconsciente colectivo
arraigado como un silencio, o como aquel beso tardío, que nunca llega,
o una prematura muerte,
y está en la verdad de los más allegados también
que forjaron la cadena sucia
pensando que era de barro o de tierra
Desde la mentira del cuidado

1 comentario:

aurora dijo...

Doctor, Doctor:
¿Vd. me podría hacer un papelito en el que diga que estoy loca? Necesito un diagnóstico, una justificación que me permita reconciliarme con el mundo en el que habito.
Bendita locura, que os permite reinventaros cada día, que nos permite a los que admiramos seguir aprendiendo con vuestras hazañas.
Enhorabuena por la criatura, (me alegro de que sea niña), es preciosa, pequeña, pero libre, como los pájaros que entraban por las ventanas de Alberto. Sus primos de Alicante la vamos a mimar con locura.