miércoles, 5 de marzo de 2008

Princesa Inca





Alamedas y psicotrópicos



Hay un frío,

un viento,

una locura concedida,

la tierra ha puesto nombre a mis manos

dejando que tus palabras me surquen,


como equilibrista al borde del hilo

escucho mi temblor de adolescencia mal construida,


hay gente que nació sin nombre

y le pusieron la estaca

en un corazón de niño adormecido,


gente que caminamos soñando verdades,

calculando lagos en los que pudimos ser felices,

calles que siempre se llamarían


unas aire, las otras nunca,


gente que balancea el cuerpo sin retorno

al par de miedos, fuegos, lagunas blanquiazules.


Hay ojos que son ciegos viéndolo todo,

luego existen ojos que ven todo y acaban cegándose.


...

Hay luchas que han de construirse.

Hay que agarrarse al recuerdo y volver a soñar,


saber que él ya no estará en tu cuerpo

pero el suyo bebe insomnios parecidos,

mira los cedros raros de aquel paseo

y no olvides jamás que él te dio su vida,

aunque ahora te sientas una niña

violada, vacilante y sin vestido,


que tiembla cuando la abraza un hombre

ensoñado de violencia y espejismo.

Princesa Inca
Cuadro de la mujer-nube del genial René Magritte

3 comentarios:

Wilhelm dijo...

buenos días Sra Inca, soy un alumno del Liceo Francés de Barcelona, y estoy haciendo una exposición sobre la locura y si la gente “loca” debe de ser internada, o mas bien si pueden participar a la vida en sociedad. He encontrado en usted un ejemplo de superación personal y la mas clara prueba de que internar a los enfermos mentales no ayuda de ninguna forma a su recuperación y que mas vale intentarlos integrar en la vida laboral. Creo que la opinión “desde la locura” que hace usted es una forma idónea de utilizar la locura como ventaja y no como lastre.

No se si leerá mi comentario, pero espero que si tiene un poco de tiempo libre me dedique unos instantes y me responda con sus opiniones y sus ideas, seria un enorme privilegio para mí.

Gracias por adelantado,

el alumno,




Wilhelm Auffermann.

NINGUNO dijo...

Hola, Cristina:
Acabo de leer la reseña que te dedican en el Suplemento "El País" y he
entrado también en tu blog.
Ya te había oído algunos días en el programa de Gemma Nierga y tu voz,
tus palabras a través de la radio y tus poemas me han interesado
vívamente.
Quisiera conseguir tu libro; yo vivo en Zaragoza y no sé si se ha
distribuido por aquí.
Quisiera también enlazarte en mi blog; bueno ya lo he hecho con/sin tu
permiso, pero como tu blog "princesa inca" no parece ofrecer la posibilidad de comentarios, te
envío este correo y también el comentario a través de "radio nikosia"; no sé si estarás a gusto en "El jardín de Melibea"
pero ahí al menos te he situado, entre otras poetas y amigas.
Un abrazo fuerte y adelante.
Un admirador.
Mariano Ibeas
http://desdeldesvan.blogia.com

Blanca dijo...

Princesa, gracias por tu libro